Términos legales
Astrología

 


aaaaterapias alternativas - astrología: los planetas, aspectos y tránsitos planetarios
 
Terapias alternativas
 

Lilith:

 

O como algunos autores la llaman, la luna negra,  es un punto astronómico, el más alejado de la órbita lunar, su apogeo.

En las diferentes escuelas, se ve a Lilith como un punto maléfico, o un punto oscuro. Nos habla de cosas escondidas, ocultas, de rebelión. 

Está relacionada con la Luna y todo lo que ella representa: emociones, reacciones, la madre… Por tanto, la Luna Negra nos estaría mostrando dentro de nuestro Horóscopo, aquello que deseamos desde lo más profundo de nuestro ser, las reacciones desmesuradas en nosotros.

Si la Luna representa además las tradiciones, la Luna Negra representará aquello que nosotros hacemos o queremos hacer, que no estará de acuerdo con lo que hemos aprendido dentro del seno familiar, muchas veces estará en contra de ello.

 

Los nodos lunares:

Son puntos basados en datos astronómicos. Siempre están exactamente opuestos, son aquellos puntos

donde se cruzan los caminos de la Tierra y la Luna. La mayoría de los astrólogos considera que estos puntos tienen un significado Kármico: Se dice que el Nodo ascendente o Norte representa al desarrollo espiritual a alcanzar en esta vida, mientras que el Nodo descendente o Sur, representa las experiencias acumuladas durante las vidas anteriores.

Otro punto de vista considera al Nodo Norte como un punto de encuentro que representa lazos o conexiones personales importantes, mientras que el Nodo Sur indica separación. El conocido astrólogo alemán Thomas Ring, enseñó que el Nodo Norte muestra donde pueden hacerse accesibles los contenidos subconcientes, mientras que el Nodo Sur muestra donde la conciencia puede hundirse en las profundidades del inconsciente.

 

El punto de la fortuna, la llave para la verdadera felicidad:

Todo el mundo se pregunta a veces cual es el secreto para llegar a ser realmente feliz, pero la respuesta no es tan simple como parece, ya que a menudo tenemos conceptos erróneos acerca de nuestras verdaderas necesidades. Sin embargo, si sabemos lo que nos puede proporcionar auténtica felicidad, estamos en condiciones de “tolerar” circunstancias incómodas e incluso tomar decisiones dolorosas, con el fin de lograr nuestros ideales. En este sentido, el Punto de la Fortuna, sirve como referencia, simbolizando nuestros principios personales, que en ninguna situación debemos olvidar. No es un planeta, sino un punto sensitivo que tiene su origen en la Astrología árabe.

El cálculo de este punto, se basa en las posiciones del Sol, la Luna y el Ascendente, señalando aquel lugar en la carta natal donde se pueden expresar de la forma más armoniosa.

Así pues, indica por emplazamiento aquella esfera de la vida que nos ofrece la mejor opción de experimentar verdadera felicidad; nos muestra el lugar donde está escondido nuestro tesoro, nuestra fortuna.

 

Movimiento retrógrado

Si observamos nuestro sistema solar "desde arriba", todos los planetas giran alrededor del sol en la misma dirección (en el sentido inverso a las agujas del reloj). Sin embargo, como la astrología ve los planetas como se ven desde la Tierra, algunos de los planetas parecen moverse hacia atrás en ciertas ocasiones. Esto parecería suceder cuando un planeta exterior, de movimiento lento como Saturno, es alcanzado por la Tierra. Cuando los planetas están retrogradando, en otras palabras, moviéndose aparentemente hacia atrás, la posición astrológica se marca con un R.

 

Si esto es o no significativo es tema de discusión. Sin embargo, puede ayudarnos a decidir si un aspecto en particular opera o no. El movimiento de los planetas también puede ayudarnos a tomar decisiones acerca de otros temas astrológicos.

 

Los aspectos entre planetas

Los aspectos astrológicos de una carta natal, señalan las conexiones de los planetas con otros planetas, con el Ascendente o Medio Cielo, se mide en grados.

Los aspectos astrológicos son distancias angulares en el cielo entre dos planetas, observados desde la tierra. Indican el tipo de relación entre estos planetas.

En la antigua visión de los aspectos astrológicos, al dividir los 360° del círculo en tres (el número de la armonía y de la creatividad), se obtienen buenos aspectos; al dividir el círculo entre dos (número de la dualidad) o entre sus múltiplos, se obtienen malos aspectos.

Esta actitud en la actualidad es reemplazada por una visión más madura; ninguna energía es buena o mala de por sí, todas las funciones representadas por los planetas tienen su lugar. El uso y expresión de dichas funciones pueden traducirse en resultados constructivos o destructivos, según el marco de referencia. Todos los aspectos astrológicos de un mapa natal cumplen con un propósito en el proceso de la formación total de un individuo, aunque algunos de ellos requieran de más esfuerzo e integración, suelen ser de gran desarrollo y crecimiento de la conciencia.

Los aspectos astrológicos se dividen en dos grupos. Los aspectos llamados difíciles o "desafiantes" son: la cuadratura, la oposición y el quincuncio; y los aspectos fáciles o "armónicos": el sextil y el trígono. La conjunción es un aspecto que puede resultar fácil, si la naturaleza de los planetas que están en conjunción es afín (Venus y Júpiter, Luna y Venus). Por el contrario, pude resultar tensa, cuando la naturaleza de los planetas no es afín (Marte y Luna, Venus y Saturno).

Trígono

Este aspecto astrológico aparece cuando dos planetas están a 120° de distancia. Los planetas que están en trígono revelan dimensiones de la vida y energías especificas que se integran y fluyen juntas, armoniosamente. Son aptitudes y talentos. En ocasiones se dan tan por sentadas las aptitudes naturales, que la persona se queda sin saber que tiene el talento, a menos que se le anime a usar estas energías, mediante la retroalimentación de apoyo por parte de los demás.

Sextil

Este aspecto astrológico se da cuando dos planetas están a 60° de distancia.

El sextil aporta comunicación o un intercambio de entendimiento entre dos planetas. Es un aspecto de flexibilidad y comprensión aunque los planetas implícitos han de tomarse en consideración.

Conjunción

Sucede cuando dos planetas se encuentran en el mismo punto del Zodíaco a una distancia de 0° a 10°.

Las energías representadas por estos planetas se unen o fusionan. Cada una estimula la naturaleza de la otra, siendo el resultado una síntesis de sus significados. Este aspecto astrológico requiere reconocimiento de cada una de las energías implicadas.

Oposición

Es una distancia angular de 180°. Aquí los astros se encuentran frente a frente en estado de rivalidad o de conflicto abierto, es el choque de dos fuerzas que se enfrentan, como si fueran la negación o la antítesis la una de la otra.

Este aspecto requiere de la cooperación de las dos partes.

Cuadratura

Es una distancia angular de 90°. En este aspecto astrológico, las energías representadas por los planetas se encuentran en contradicción surgiendo un conflicto interior; tan pronto una tendencia domina, como lo hace la otra, pero con exclusión la una de la otra.

Este aspecto requiere reconocimiento y una profunda resolución interna.

Quincuncio

Este aspecto astrológico se da cuando dos planetas están a 150° de distancia. De todos los aspectos, éste es, probablemente, el menos entendido, pero el que más influye en la salud. Indica que la expresión de cada una de las energías de los planetas implícitos, depende la una de la otra y así, la persona encuentra difícil expresar o satisfacer las energías sin tratar a la otra.

Este aspecto requiere de discriminación para poder ajustar el enfoque de ambas energías.

 

Tránsitos planetarios

Un astrólogo capacitado puede estudiar la carta natal de una persona, sus cualidades, sus posibilidades realizadoras en diferentes ámbitos o sus tendencias negativas. También puede ayudar a la persona siguiéndola en el tiempo, ayudándose de varios métodos de predicción como son las progresiones, las direcciones, las revoluciones solares (carta anual), las revoluciones lunares (carta mensual)…

El sistema más sencillo es el de los Tránsitos, y son básicos para la interpretación.

La carta natal en realidad es una foto fija del cielo en el momento y lugar exactos del nacimiento. Los astros siguen su camino y llega un día en que vuelven a la misma posición o lugar que ocupaban en el momento del nacimiento. A esto se le llama “tránsito”.

Tránsito = movimiento de un planeta a través del zodiaco día a día, semana tras semana, año tras año.

Una de las máximas con que se relaciona la astrología, proviene del Kybalión –el libro más antiguo del conocimiento hermético-, que señala: "Como es arriba, es abajo". De la misma manera, lo que se está manifestando exteriormente en un momento dado, tiene una correspondencia interna y tiene sus raíces y continuidad en la eternidad.

Se diría que el cielo es el espejo de la vida en la Tierra, y que los astros y planetas resuenan en distintos niveles, alentando los procesos de crecimiento y evolución conforme cruzan el Zodíaco. Si la conciencia individual se abre a esta mirada, aparece frente a ella un orden. Y quien mira está –por cierto- incluido en ese orden, participa de él y lo recrea.

Cada año está teñido por los desplazamientos de los planetas, o Tránsitos Planetarios, a través de los signos. Su impacto está sujeto tanto a la velocidad de los movimientos como a las cualidades de las distintas zonas de la rueda zodiacal.

El Sol, la Luna y los llamados planetas interiores –Mercurio, Venus y Marte- provocan efectos inmediatos y cotidianos debido a la rapidez con que se desplazan.

En cambio, los planetas sociales (Júpiter y Saturno) y generacionales o transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón) inciden en los grandes procesos, ya que su desplazamiento es más lento.

 

La relación entre el simbolismo planetario y el de los signos en que se encuentran, ayuda a comprender por qué y para qué sucede aquello que corresponde vivir en un momento particular.

 

volver a astrología



asaasa aaaaaa