Términos legales
Fitoterapia china

 


aaaaaterapias alternativas - fitoterapia china
 
Terapias alternativas
 

 

Fitoterapia China

Los remedios herbarios se utilizan desde la antigüedad para curar todo tipo de transtornos. En la medicina tradicional china, las plantas seusan para combatir desequilibrios y la falta de armonía, y este método de curación está ganando mucha popularidad en Occidente hoy en día.

El ser humano utiliza hierbas para curar sus dolencias desde los tiempos más remotos. Por ejemplo, en tumbas iraquíes de hace 60.000 años, se han hallado restos  de Ma Huang (Ephedra sinical), una hierba china que se usa en tratamientos de asmay quees la fuente de la efedrina, nuestro fármaco moderno.

La tradición china data el uso de remedios herbarios entorno al año 3.000 a.C. Se dice que Shen Nang, el “granjero divino”, probó cientos de hierbas para identificar sus propiedades terapéuticas y que enseñó a los antiguos chinos las nocionesbásicasde la agricultura.

Su gran texto sobre hierbas, Shen Nong Ben Cao Jiang, incluye 365 producto medicinales, tanto de origen mineral o animal como vegetal. Esos mismos remedios constituyen aún hoy la base de muchas recetas chinas, con una tradición casi ininterrumpida de 5.000 años.

Al igual que en Occidente, donde los médicos a menudo eran sacerdores o chamanes, la medicina china antigua también estaba muy vinculada a la religión (en este caso, el Taoísmo). Esta filosofía se centra en alcanzar la prosperidad, la longevidad e incluso la inmortalidad mediante la”virtud”, algo que para sus seguidores significa conformidad con la naturaleza tanto dentro del individuo como más allá. Se consideraba que las hierbas, especialmente los potentes reconstituyentes como Ling Zhi (Ganoderma lucidum, un tipo de hongo), podían reforzar esta adhesión a la virtud.

Los taoístas basaban sus creencias en el mundo que veían a su alrededor, un mundo donde el ciclo de las estaciones dio lugar a un modelo de cinco elementos básicos que reflejan el crecimiento y la decadencia de la vegetación. De ahí también la creencia en la dualidad de todas las cosas, de donde surgieron los conceptos del yin y el yang como dos fuerzas  primitivas iguales pero opuestas: la belleza sólo existe porque hay fealdad, la luz gracias a la oscuridad, etc.  La necesidad de alcanzar un equilibrio entre el yin y el yang, sigue siendo un concepto esencial  en la medicina china actual.

 

Tipos de remedios

Un herbario chino no sólo contiene plantas medicinales. Hay remedios que se basan en rocas y minerales, como la piedra pómez o el yeso, o en una exótica gama de productos de origen animal. Se emplean sustancias que van desde ingredientes supuestamente inocuos, como huesos de sepia o lombrices, hasta sanguijuelas, escamas de pangolín o excrementos de ardilla voladora.

Shen Nong clasificó sus remedios en seis grupos básicos:

                * Jades y piedras
                * Hierbas
                * Maderas
                * Animales
                * Frutas y verduras
                * Cereales

Herbolarios posteriores, como Su Jing (659 d.C.) ampliaron esta clasificación hasta once categorías de plantas medicinales:  gemas y piedras, hierbas, seres humanos, animales, aves, insectos, peces, fruta, hortalizas, arroz y madera. Algunas partes humanas utilizadas en la MTC, son el cabello carbonizado (para detener hemorragias) y la placenta, un importante reconstituyente de la energía y de la sangre.

 

Cualidades de las hierbas

Como en la medicina occidental tradicional, los remedios herbarios chinos se clasifican según sus características intrínsecas y la acción que tienen en nuestro cuerpo.

Una hierba se puede describir en los siguientes términos:

  1. Caliente, tibia, neutra o fría
  2. Dulce, agria, amarga, acre, salada, astringente o insípida/neutra
  3.  Con acción en los meridianos del hígado, del pulmón, del corazón, del riñón, del bazo, de la vesícula biliar, del intestino grueso, del intestino delgado, de la vejiga urinaria, del estómago, del pericardio o del triple calentador.
  4. También se describen como estimulantes, calmantes, flotantes o debilitantes

 

Aplicación de las propiedades

Las hierbas se utilizan para contrarestar los síntomas de una enfermedad y para restablecer el orden. Los problemas relacionados con el frío, como los resfriados o los dolores reumáticos, se tratan con hierbas calientes, mientras que un estado febril o una enfermedad que implica calor, por ejemplo, se tratan con hierbas frías.

 

Categorías de las hierbas

Una de las principales clasificaciones de los remedios herbarios los divide en los que se usan para tratar transtornos “externos”, y los que se emplean para problemas “internos”.

Los problemas externos o superficiales son los que en Occidente definiríamos como menores o autolimitados. En este grupo se incluyen los trastornos infantiles más comunes (sarampión, varicela, resfriados, gripe…). Muchas de las hierbas de este grupo, son lo que se denomina antibacterianos o diaforéticos,  remedios que estimulan la sudoración para ayudar  a reducir la temperatura corporal en caso de fiebre.

Los trastornos internos, acostumbran a ser más graves, y en la teoría china, están asociados a un desequilibrio interno que puede tener varias causas. Las hierbas que se usan para tratar problemas internos suelen tener una acción muy específica. Los remedios intentan restablecer el equilibrio interno estimulando la energía vital o un órgano corporal.

Los cinco elementos

Lo antiguos filósofos chinos creían que toda la vida estaba estrechamente interrelacionada e intentaban explicar los hechos naturales que veían en el ciclo de las estaciones a través de un simple modelo. Las lluvias del invierno hacían nacer nuevas plantas verdes en primavera; éstas se quemaban con el calor del veranoy los incendios forestales generaban cenizas que volvían a la tierra. De la tierra procedían los metales que utilizaban los forjadores de cobre y bronce, las frías superficies metálicas provocaban la condensación del agua, y así se cerraba el ciclo.

Las observaciones de los filósofos chinos llevaron a desarrollar el modelo de los cinco elementos, fundamental en la medicina tradicional china. Este modelo relaciona las sustancias básicas de agua, madera, fuego, tierra y metal, cada una de las cuales tiene su propia estación, dirección, color, órganos del cuerpo, emoción y sabor. Cada elemento estimula o restringe aquéllos con los que está conectado en el modelo, y las mismas acciones pueden extrapolarse a los órganos del cuerpo.

El agua domina al fuego y el fuego controla el metal. Si el agua es débil y no puede controlar al fuego, entonces la acción de éste sobre el metal es excesiva y el metal se debilita, lo cual afecta al resto del ciclo. Inevitablemente, si un elemento no cumple sus funciones de control/restricción, el desequilibrio puede llegar a ser mucho más grave y perjudicial.

Terapéutica china

El objetivo de la medicina tradicional china generalmente es restablecer la armonía y el equilibrio interior del cuerpo con remedios que ayuden a moderar cualquier superabundancia o debilidad de alguno de los cinco elementos.

Las asociaciones de los cinco elementos son un factor significativo en el diagnóstico. Los colores, las emociones y los sabores, están relacionados en el modelo. Por ejemplo, una tez enrojecida, puede sugerir un desequilibrio en el corazón, o un enfado excesivo podría ser síntoma de hiperactividad de las energías hepáticas.

 

Hierbas para trastornos externos

Antes de la era de la microbiología y los microscopios, las infecciones no se achacaban a bacterias o virus, sino a algún mal exterior repentino. En las estepas centroasiáticas de la antigua China, los bruscos cambios estacionales del clima continental eran factores maléficos. Los “seis males” principales eran: Viento (Feng), Frío (Han), Calor (Re) o calor estival (Shu), Humedad (Shi), Aridez (Zao) y Fuego (Huo).

Cada uno de estos males tenía sus síntomas característicos; por ejemplo, fiebre y escalofríos del calor y el frío, o un patrón cambiante asociado al viento. Un ataque de humedad se caracterizaba por síntomas como catarros con mucosidad o edemas, mientras que el calor era la explicación de las fiebres estivales.

Estos males externos pueden atacar en combinación; lo más habitual es viento-frío y viento-calor, quizá con humedad añadida.

Los remedios para trastornos externos se dividen en: hierbas cálidas acres para disipar el viento-frío, y hierbas frescas acres, contra el viento-calor.

 

sigue



asaasa aaaaaa